SUBIDA AL VELETA 11-12-16

El whatsapp zumbando en el grupo de Lucena desde hace días: Vamos a ir a Sierra Nevada, a hacer una ruta invernal, con nieve. Y yo pensando: pues qué bonito, con las cumbres nevadas y todo de postal. Pues si me admitís como novato, me apunto, que es mi primera vez en las montañas . Y ahi empezó todo
 

Dice la Wikipedia que el Veleta tiene 3,395 mts sobre el nivel del mar, que es la cuarta cumbre del pais, detrás del Teide,  Mulhacen y el Aneto. Su figura tan característica se ve desde distintos puntos de Granada y es representativa de toda Sierra Nevada. ¿Quién no miró en alguna ocasión una bella montaña e inmediatamente sintió el deseo de subirla?.

 

Mensajes que van y vienen, consejos, listas interminables de material, dudas, preguntas y una guasa que pa qué hasta que llega el sábado 10 y con algunos nervios, quedamos con Antonio y Francisco para salir en la furgoneta hacia la Hoya de la Mora. Allí se nos unen Javi y Juan Antonio y una temperatura de -4 grados “la mar de salaos”. Eso si, nos recibe un cielo limpio y cuajado de estrellas que da gloria verlo y quita las penas.

 

Una cena rápida, a dormir unos y otros a intentarlo. Al final todos caemos como benditos y nos amanece un domingo que empieza a pintar las cimas de color dorado y que pone el cuerpo a tono.

 

Se nos unen desde Córdoba un grupo de gente la mar de competente a los que esperamos hasta las 9 mas o menos: Paco, Javi, Antonio y Juan Carlos. !Y a subir tocan¡.

 

El cuerpo se va calentando, dejamos el refugio y “la civilización” detrás y vamos poniendo un pie delante del otro. Una parada, la ropa va sobrando. Y otra para poner los crampones porque ya pisamos nieve. !Que experiencia a pesar de haberlos probado en casa¡ Y es que en el monte todo es diferente: el frio, la incomodidad, las risas. Pero ya los tenemos puestos y ahora si que se marcha bien, sin resbalar ni dudar. Adelante, siempre adelante.

 

Y seguimos cuesta arriba, que es lo que tienen las montañas, y ya vemos quienes van delante y quienes, como yo, vamos detrás. Eso si, nunca nos dejan, siempre pendientes de nosotros, ofreciendonos apoyo, consejo y caminos alternativos por si los necesitamos.

 

Vamos alternando respiros y tramos de subida y, siempre mirando los pies, el paisaje, lo que ya subimos, no lo que nos queda, que nos tememos será mucho. Poco a poco, paso a paso, cruzamos huellas de los montañeros más madrugadores, nieve, algo de hielo. Sacamos los piolets con la mejor intención y con cuidado de no saltarnos un ojo y entramos en un paso con roca y algo de hielo en el que un servidor se vió apurado. Pero ahi están los veteranos para ayudarnos y no dejarnos sólos. Gracias, compañeros¡¡

 

Cada vez se ve la cima mas cerca, pero ya nos ha parecido lo mismo varias veces y las fuerzas fallan. El aire se nos hace escaso por la altura o la falta de costumbre y las paradas se suceden. Ánimo, ya queda poco, esto es lo mas empinado.  Nos miramos, jadeamos, hacemos unas bromas y ya vemos el canuto del Veleta, donde dos aguerridos montañeros están subiendo. Si hemos llegado hasta aquí, lo que queda no puede ser tan duro.

 

Y se llega, como sea, pero se llega, aunque sea empujones y amables puyas de los compañeros. Y cuando levantas la vista, estás en la cima y todo ha merecido la pena. Se hacen fotos, se comentan las “pajaras” que hemos tenido, pero todo es ya lejano. Todo salvo la vista impagable de la sierra, los picos cubiertos de nieve, y la claridad de un dia estupendo que nos regala vistas que quedan en la retina y la memoria.

 

Nos resta la bajada hasta el refugio de la Carihuela, donde comemos, nos calentamos al sol, charlamos. Y tras un descanso, la bajada de nuevo cruzando las pistas de ski que están muy concurridas por el buen tiempo. El cansancio nos va ganando pero un cansancio alegre que nos acompaña en la bajada. Hasta hacemos unas prácticas de autodetencion que se convierten en un tobogán montañero.

Queda llegar a los coches, tomar algo y volver con todos los “aperos” a casa.

 

El tiempo acompañó, la compañía fué inmejorable, la experiencia ya va en la mochila.

 

¿Cuándo es la próxima?

 

 

ANGEL J.SERRANO

Galeria

 
 

 
© GRUPO DE MONTAÑA TIÑOSA | C/ Úbeda, esquina con C/ Pontevedra · Córdoba | Diseña y desarrolla Xperimenta