I TRAVESIA ENTRE REFUGIOS DE SIERRA NEVADA

Por motivos laborales nos vimos obligados, juntos a otros tres compañeros montañeros de otras lindes(Pablo de Senderos de Andalucía de Grana, y Marina y Pedro de Verticalía de Córdoba), a subir al refugio del Poqueira en la tarde noche del viernes 13 (no habia caido y nosotros por ahí tiraos en la sierra), lo que nos dió la oportunidad de disfrutar de una subida dura debida a la nieve que encontramos desde que salimos del vehículo, pero a la vez increible, gracias a la orientación y el buen hacer de Francisco Jimenez.

            Después de la llegada al refugio  y la cena nos fuimos a dormir intentando descansar lo máximo imaginando que el día siguiente iba a ser duro. El sábado 14, desde que empezamos la ruta el que hacía de guía ( Antonio Gámez) nos estuvo impartiendo una clase magistral de conocimientos de la sierra y es que se ve que está enamorado de ella, atendía a cualquier pregunta, cualquier consulta,etc, a la vez que realizaba pequeñas correcciones en la ruta debido a la cantidad de nieve y niebla que nos ibamos encontrando.

            El día empezó a abrirse cuando pasabamos por debajo de las Chorreras Negras, cosa que hace que la jornada sea más llevadera, disfrutas de las vistas, cojes referencias, intentas adivinar como se llama aquel pico,etc.

            Debido a la calidad y cantidad de nieve,  llegando a la loma de la alcazaba se notaba que parte del grupo empezaba a estar cansado por diferentes motivos, pero apuramos la parada en boxes    hasta que Antonio Gámez encontró la mejor solución para esquivar los Tajos del Cura por arriba, lo que nos hizo realizar un ascenso un tanto duro y posterior descenso al Barranco del Goterón. Este descenso tampoco fué muy fácil, muy largo y con nieve blanda de esa que te metes hasta la cintura a veces, y doy fé ya que me hundí de tal manera que me clave el crampón derecho en el gemelo de la pierna izquierda, otra herida de guerra. Y así llegamos a lo que se llama la “Isla”, un nombre un tanto extraño pero magnífico lugar para reponer fuerzas y descansar un rato.

            Después de esta parada y quitarnos los crampones, cruzamos el río Juntillas y subimos por la Acequía de Vacares.

            A partir de aquí el cansancio y el desgaste se empezaba a notar, pero sin crampones y aprovechando por fín terreno favorable y sin nieve, tampoco parecía que la cosa se fuese a complicar.

            Poco antes de llegar a la hoya del Tanto tocaba ponerse otra vez los crampones, momento en el que la sierra empezó a darnos muestra de lo que es, un sitio hóstil, donde en cualquier momento te muestra su verdadero poder. Frío, viento, cansancio, hicieron mella en componentes del grupo. Previendo males mayores se solicitó la ayuda del GREIM, ya que varias personas estaban bajo mínimos, y por lógica a mi entender es el proceder razonable. Trás un reagrupamiento en el puerto de Trevelez, nos dispusimos a realizar el último tramo, que es la bajada desde este al refugio de postero alto.

             Al poco de empezar a bajar subía un reducido grupo de montañeros desde Postero Alto que brindaron apoyo a las personas necesitadas del grupo y a algo más de la mitad de la bajada, recibimos a los componentes del G.REIM

            Quiero poner en valor la resistencia de Juan A. Romero (no te acostumbres que te alabe,jjj), porque fue el único que le pego un 'puñao' a la mochila de un componente que estaba al límite, a las personas que sostuvieron a Marina para ayudarla a andar, a Francisco Jimenez por mostrar esa templanza, abrir huella y aguantarnos a los dos con tanta pregunta. Experiencias como estas, tan duras, son las que te hacen aprender la diferencia entre montañismo y senderismo, la templanza que hay que tener, que el músculo más importante está en la cabeza, que las frases de los anuncios de artículos deportivos son una 'chorra' y que cada vez me gusta más la montaña.

 

Tonino

Antonio Rider Suanes

Galeria


 

            Este fin de semana la Federación Andaluza de Montaña organizaba esta travesía. Dado que estaba  interesado en hacerla desde que se estuvo comentando en la salida veraniega para dormir en 7 lagunas.

            Nos apuntamos un nutrido grupo de veinticinco personas de diferentes clubes, entre los que nos encontrabamos Juan A. Romero, Francisco Jimenez y un servidor del GRUPO DE MONTAÑA TIÑOSA.

            La idea de esta travesía es unir los dos refugios guardados de sierra nevada por un recorrido que no sea técnicamente complejo, intentando mantener lo mejor posible la cota de altura
 

Enlaces:


 

 
© GRUPO DE MONTAÑA TIÑOSA | C/ Úbeda, esquina con C/ Pontevedra · Córdoba | Diseña y desarrolla Xperimenta